SIN FRONTERAS - EL ARTE DEL LIBRE ALBEDRÍO

MOVIMIENTO l - PREGUNTAS

    La gente seguía pasando sin darse cuenta de nada. Los mensajeros de mi desgracia, habían desaparecido. Yo miré hacia el escenario y, al ver la banda tocando, me acordé de aquella tarde en septiembre cuando a los once años por primera vez vi a Jimi Hendrix en la televisión.
     Sonidos desconocidos, furiosos, multitudes en transe. Mientras el periodista hablaba de su vida y muerte, imágenes de un loco sacrificando lo que más amaba salían de la pantalla para quemar adentro mío. Nunca había sentido nada igual. Era como si el fuego que abrazaba su guitarra, hubiese prendido una antorcha en mi vacío. Sentí una urgencia incontrolable de gritar lo que quizás guardaba callado desde muchas otras vidas, pero no pude. Una sensación de angustia me hizo entender que había sido bendecido con la divina maldición del querer y no poder.

<<volver   l   inicio>>

Frases extraídas - Movimientos l - ll - lll - lV - V

 

 

 

 

 

 

x

Derek Lopez - Sin Fronteras, El arte del libre albedrío